lunes, 16 de agosto de 2010

CONCEPCION CUANTICA DEL SER HUMANO - EL AURA Y LOS CHAKRAS


Para entender como el ser humano se inserta e interrelaciona con la vida y la naturaleza vamos a utilizar ciertos principios o leyes de la teoría de campos cuánticos relativistas.

Según la moderna física cuántica las diferentes estructuras materiales son formas de energía. Esto quedó ampliamente probado por el físico Albert Einstein cuando postulo su famosa y conocida ecuación: E = mc2, dónde E es la energía de un sistema (materia) la cual tiene una masa (m) y (c) es la velocidad de la luz. Esta ecuación un tanto compleja para quienes no poseen conocimientos en física cuántica, establece que la masa (materia) y la energía son expresiones duales de la misma sustancia universal.

Este “campo de energía” es la fuente original de la que todos estamos compuestos. Es la base de toda la existencia y vida. El calor del sol, la gasolina, la electricidad, la energía que mantiene a los sistemas vivientes, son formas diferentes de este “campo de energía”.

Se entiende este “campo”, como el movimiento continuo de partículas subatómicas (fotones, quark), los cuales se interrelacionan entre sí constantemente creando y destruyendo materia (dualidad onda/partícula), siendo la base de la existencia material.

Como dijo el premio Nobel Carlo Rubia, “Las partículas materiales son una minoría”; existen casi mil millones de veces más cuantos interactivos (en especial fotones, es decir energía) que partículas con masa (nucleones, es decir, materia sólida).

Dada nuestra capacidad de percepción solo podemos ver una pequeña parte de la realidad total (espectro de la luz visible), es decir, una mil millonésima parte de la existencia total.

Atendiendo a esto, podemos establecer que todos los procesos materiales están regulados por procesos energéticos. Somos, principalmente, un cuerpo de energía que tiene un aspecto físico.

El ser humano esta inserto en una realidad que es una totalidad. La totalidad del mundo y todo lo que existe está completamente interrelacionado, hablar de individuos aislados o separados es una distorsión de la realidad, como lo expresó el físico cuántico David Bohm. Este llamado “campo de energía” es el que sostiene la enorme y compleja interacción entre todo lo que existe. La vida se expresa y se manifiesta como el fluir permanente de energías, mantenido por la tensión constante entre dos polos.

El cuerpo humano es un sistema abierto, es decir, necesita mantener un adecuado y continuo intercambio de energías con su medio, para mantener sus mecanismos reguladores y por lo tanto su salud.

EL AURA



El cuerpo humano como muchos sabemos esta formado por células, moléculas, átomos, y por ende neutrones y protones. El cerebro realiza intercambios eléctricos llamados sinapsis entre sus neuronas para transmitir información y que así el cuerpo responda. Entonces si nuestro cerebro necesita de impulsos eléctricos para razonar y nuestro cuerpo esta formado por átomos y demás, decir que no somos energía no es razonable.
Ahora bien una vez que entendemos que somos energía, podemos pensar que esa energía no esta quieta, vibra y a su vez tiene forma.
El cuerpo humano emite esa vibración y esa vibración se conoce como campo electromagnético o más común aura.
El aura envuelve a todos los seres vivos, y se ve influenciada directamente por el estado físico, mental y emocional de cada individuo. En ella, se refleja la personalidad y las situaciones que experimentan las personas. Aquellos que la han visto la describen como un halo de luz que emana del cuerpo, de colores y sin límites definidos.
Para muchos el aura es algo místico y se necesita de ser superdotado o especial para poder verla o sentirla pero en realidad no es así. Es solo que estamos tan desacostumbrados a intentar verla, o ni sabemos que existe que no nos preocupamos por tratar de percibirla.
Es parte común de todos los seres vivos, nadie duda de que tenga pies, nadie duda de que tenga ojos, todos sabemos para que sirven ¿y porque? Sencillamente porque desde chicos nos enseñaron que eran nuestros pies, que eran nuestros ojos y para que servían. Lo que nunca nos enseñaron es algo tan normal y verdadero como que tenemos este campo electromagnético ¿o nadie nunca sintió escalofríos, erizarse la piel o sentir mala onda por parte de otra persona?
Si desde chicos nos hubiesen explicado tan sencillamente que teníamos aura así como que tenemos pies, hoy por hoy nadie dudaría de su presencia.

Para ver nuestra aura lo más sencillo es seguir dos pasos.

*En el primer paso se busca que la persona aprenda a sentir su campo energético, para ello hay un ejercicio muy sencillo que los niños dominan a la perfección:
- Pon tus manos a unos centímetros de tu cuerpo, ve separando la mano y aproximándola muy lentamente a tu cuerpo, al llegar al campo energético debes notar un obstáculo como si algo te impidiera tocarte.
Lo ideal seria estar acostado, con muy poca luz y a ser posible música ambiental para que la relajación sea completa.

No desesperes si no lo consigues en el primer intento, esto son ejercicios para hacer a diario.
*Una vez conseguido el primer paso, vamos a pasar al segundo:
Prepara una habitación con muy poca luz, colócate delante de un espejo, relajado, pon las manos con las palmas hacia arriba sobre tus rodillas, ahora debes mirarte a un palmo por encima de tu cabeza y desenfocar la vista.
Hasta que os acostumbréis sentiréis molestias en los ojos, descansar sin forzar la vista y repetirlo las veces que sean necesarias.

Otra forma muy gratificante es mirar el aura de los árboles por la noche, solo con la luz de la luna, una vez conseguido esto es fácil ver el aura de los demás.

LOS CHAKRAS



Chakra significa "rueda" en sánscrito. Los vedas utilizaron este término para denominar los centros energéticos del cuerpo humano. Hay siete chakras principales y varios secundarios que corresponden con los puntos de acupuntura. Cada uno de ellos se asocia con alguna de las glándulas endocrinas dentro del cuerpo físico.Estos centros se extienden en forma de remolinos por el campo energético que rodea el cuerpo físico y está compuesto por capas sucesivas de energía que vibran a frecuencias cada vez más elevadas. Cada uno de los chakras tiene una parte frontal y una parte posterior, excepto el primero y el séptimo. Todos ellos están unidos por un canal energético que corre a lo largo de toda la espina dorsal.

Funciones principales de los chakras:
1.revitalizar cada cuerpo aural o energético y con ello el cuerpo físico;
2.provocar el desarrollo de distintos aspectos de la autoconciencia, pues cada chakra está relacionado con una función psicológica específica
3.transmitir energía entre los niveles aurales ya que cada capa progresiva existe en octavas de frecuencia siempre crecientes.

Cuando el funcionamiento de los chakras es normal, cada uno de ellos estará abierto, girando en el sentido de las manecillas del reloj para metabolizar las energías particulares que necesita del campo de energía universal (energía que también se ha llamado chi, prana u orgón). Cuando el chakra gira en sentido contrario a las agujas del reloj, la corriente fluye del centro hacia fuera, con lo que interfiere el metabolismo. Por tanto, se dice que el chakra está cerrado o bloqueado a las energías que llegan.

La mayoría de las personas tienen tres o cuatro chakras que giran en sentido contrario en un momento determinado. Como los chakras no sólo son metabolizadores de la energía, sino que también la detectan, sirven para proporcionarnos información sobre el mundo que nos rodea. Si bloqueamos algún chakra, no dejamos que entre la información. Por tanto, cuando nuestros chakras fluyen en sentido contrario a las agujas del reloj, hacemos salir nuestra energía enviándola al mundo, detectamos la energía que hemos enviado y decimos que eso es el mundo. Es lo que en psicología se llama proyección.

La realidad imaginaria que proyectamos al mundo guarda relación con la "imagen" que nos hemos formado de aquél a través de nuestras experiencias infantiles, a través de la mente del niño que fuimos. Dado que cada chakra está relacionado con una función psicológica específica, lo que proyectamos a través de cada uno de ellos estará dentro del área de funcionamiento de dicho chakra y será algo muy personal, ya que la experiencia vital de cada persona es única.

2 comentarios:

Willy dijo...

EN LA FRASE: Este “campo de energía” es la fuente original de la que todos estamos compuestos. Es la base de toda la existencia y vida.

Es mas ni menos que DIOS, todo es energia, la energia universal que compone el todo es DIOS, nosotros somos DIOS.

No tiene nada que ver con la iglesia y religiones!

petete938 dijo...

devemos aprender tomarnos un par de horas al dia para nuestro cuerpo y aprender a ver nuestra enerjia yo lo voy a intentar espero no sea tarde para aprender